Este sitio utiliza cookies. Al navegar por la web estás aceptando el uso de cookies.

Aceptar Más información

Tirón en brazada y momento angular en natación

23 de abril de 2019

Tirón en brazada y momento angular en natación

Tirón en brazada y momento angular en natación

Tirón en brazada, momento angular y nado con ojos cerrados

Uno de los #errorescomunes en natación que a menudo nos encontramos en nuestros #swimanalysis es el de realizar el tirón con los codos extendidos y en trayectoria excesivamente laterales.
Siguiendo un modelo teórico como punto de referencia (no como mantra), el brazo debe traccionar (visto frontalmente):
  • 45º de abducción horizontal de hombro
  • 90-110º de flexión de codo.
El hecho de traccionar con una palanca tan separada del centro de gravedad del cuerpo hace que indudablemente tengamos unas consecuencias. Estas se manifestarán de manera más o menos evidentes en:
  • OSCILACIONES LATERALES de cadera/cabeza/piernas: el momento angular que provoca el nadador tan adelante, lateral y alejado del centro de gravedad, suele comprometer su posición alineada e el eje longitudinal, lo que le hace aumentar su área de resistencia frontal, y por lo tanto, ser menos hidrodinámico
  • Aisladamente, o como consecuencia de lo anterior, el nadador puede compensar cruzando la patada, o con una EXCESIVA AMPLITUD DE BATIDO para frenar el desequilibrio provocado, lo que de nuevo aumenta (y mucho…) el área de resistencia frontal, puesto que ese movimiento excesivamente amplio puede originar una fuerza de arrastre incluso en el sentido contrario al pretendido en el avance (especialmente con una inadecuada ADM de tobillo).
  • PÉRDIDA DE TRAYECTORIA RECTILÍNEA, en especial en aguas abiertas, siendo necesarias continuas brazadas de orientación para conservar la dirección correcta.
Modelo teórico de referencia en la brazada (plano frontal)

Modelo teórico de referencia en la brazada (plano frontal)

El nadador en piscina, SIEMPRE compensa y calcula automáticamente las fuerzas y trayectorias que debe aplicar para mantener un cierto equilibrio e ir lo más recto posible, aún sin darse cuenta.

¿Habéis probado a nadar con los ojos cerrados durante varias brazadas? Los nadadores que generan este tipo de errores suelen tener verdaderos problemas (casi cómicos…) para mantener la dirección, desviándose prácticamente desde la primera brazada, como si de un “Pinball” se tratase.

¡Comparte este artículo en las redes sociales!

Estimad@ lector, esperamos que este artículo te haya resultado útil. Si piensas que puede ayudar a otros te invitamos a compartirlo a través de cualquiera de estas opciones.

¡Recibe nuevos artículos en tu email!

Si te ha gustado este artículo puedes suscribirte y recibir en tu correo todas las novedades de nuestro blog


Acepto el Aviso Legal
¡Suscríbeme!

Deja un comentario