Este sitio utiliza cookies. Al navegar por la web estás aceptando el uso de cookies.

Aceptar Más información

Entrenamiento en seco en natación

25 de septiembre de 2018

Entrenamiento en seco en natación

Entrenamiento en seco en natación

El entrenamiento de la natación se realiza en un medio poco habitual para el ser humano y con una serie de movimientos no demasiado cotidianos en su vida diaria.

Parece claro que un entrenamiento específico y de exposición suficiente en el medio acuático es lo más adecuado para generar adaptaciones positivas y mejoras de rendimiento. Pero, ¿qué nos puede aportar el conocido “entrenamiento en seco en natación“?

Tradicionalmente se le ha conocido como “entrenamiento en seco” a toda aquella práctica de preparación física ligada al entrenamiento de agua, pero fuera de esta, cuyo objetivo era la mejora de algún parámetro relacionado con el rendimiento. Dentro de este grupo, podríamos citar algunos ejemplos como: mejora de la fuerza, de la flexibilidad, del core…

En Elite-NextLevel creemos en un entrenamiento de preparación física integrado, sea cual sea el deporte. Y fuera del agua (“en seco”), trabajamos aquellos contenidos que no podemos entrenar con la misma eficiencia en el agua, pero que guardan una relación directa con la mejora del rendimiento.

Básicamente, mediante los trabajos de fuerza, core, control motor y amplitud de movimiento, podemos conseguir mejoras en la técnica de nado, en la potencia/velocidad de nado y garantizar un entorno profiláctico que reduzca el riesgo de sufrir lesiones y por lo tanto mejorar la continuidad en el entrenamiento.

Objetivos y contenidos de trabajo en seco para natación

Objetivos y contenidos de trabajo en seco para natación

En la literatura científica, y de modo general, existen efectos probados del entrenamiento de la fuerza en el rendimiento en deportes de resistencia (Ronnestad & Mujika, Scand J Med Sci Sport, 2014):

  • Mejora de la economía
  • Mejora del umbral de lactato
  • Mejora de la velocidad máxima
  • Sin incrementos en el peso corporal
  • Sin reducción de la capilarización
  • Mejora de la capacidad anaeróbica
  • Reducción o retraso de la fatiga
  • Sin comprometer los niveles de consumo máximo de oxígeno

De manera más específica, según varios estudios realizados con nadadores, se ha concluido en relación a entrenamiento de fuerza/core/ADM en natación, que:

  • El rendimiento en natación está relacionado con la Fuerza isométrica (Fomitchenko T, 1999; Johnson R, Sharp R, Hedrick CE, 1993)
  • … O con la potencia de brazos conseguida en ejercicios en seco (Sharp RL, Troup JP, Costill DL, 1982)
  • El entrenamiento explosivo de fuerza, seguido de 4 semanas de adaptación a la técnica, mejora significativamente la fuerza y el rendimiento en pruebas de velocidad con respecto a grupo control (Amaro, N., Marinho, D., Marques, M., Batalha, N., Morouço, P. 2017)
  • La fuerza de brazos influye directamente en la velocidad de nado (Hsu, 2000)
  • El codo alto es el principal responsable de la potencia nadando (Keys, 2010)
  • Hay una fuerte correlación entre fuerza de brazos y sprint nadando. Existen mejoras en longitud de brazada mediante entrenamiento de fuerza con pocas repeticiones a alta velocidad. El nado resistido es el medio más apropiado para la mejora de la frecuencia de brazada (Crowley, E., Harrison, A.J. & Lyons, 2017)

Por lo tanto, y como se extrae de las conclusiones citadas por los artículos anteriores: Algunas de las claves serían el escoger la dosis adecuada de trabajo, la velocidad de ejecución, los vectores de fuerza necesarios, los tiempos de descanso, los patrones de movimiento correctos, etc.

No obstante, y pese a las reticencias que (aún) algunos pueden encontrar al entrenamiento en seco en natación, nos gustaría acabar con una frase que creemos que resume muy bien nuestro posicionamiento y consejo:

“If you have a dryland program, it should be as important as your swim training” (Hoolohan, Ch. 2013)

May the Force be with you… 😉

¡Comparte este artículo en las redes sociales!

Estimad@ lector, esperamos que este artículo te haya resultado útil. Si piensas que puede ayudar a otros te invitamos a compartirlo a través de cualquiera de estas opciones.

¡Recibe nuevos artículos en tu email!

Si te ha gustado este artículo puedes suscribirte y recibir en tu correo todas las novedades de nuestro blog


Acepto el Aviso Legal
¡Suscríbeme!

Deja un comentario